BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS
CONSAGRACIÓN PERSONAL A LOS CORAZONES UNIDOS 

Dignísimos Corazones Unidos de Jesús y María, deseo consagrarme este día a Ustedes. Les rindo todo lo que poseo, tanto interior como exteriormente. Permitan que mi vida sea un continuo himno de alabanza a Sus Santísimos Corazones Unidos. Lleven a lo profundo de Sus Corazones, las victorias y las derrotas de este momento. Úsenlas como sea necesario para lograr la victoria de Su Reino Triunfante. Amén.
CONSAGRACIÓN DE LOS PAÍSES 

Yo, ________, como líder de esta nación de ________, deseo consagrar este país a la Divina Voluntad de Dios, que es el Amor y la Misericordia misma.

Me doy cuenta que el futuro de esta nación depende de la Divina Misericordia y del Amor Divino. Decido evitar ofender la Voluntad de Dios en cualquier forma al apoyar legislaciones que sean contrarias a Su Amor y Misericordia, o al tomar alguna medida diplomática que transgreda los derechos humanos. Rindo el futuro a la Voluntad de Dios y a Su Provisión. Amén.

CONSAGRACIÓN DE LOS PAÍSES A LOS CORAZONES UNIDOS DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD EN UNIÓN CON EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Padre Celestial, en este momento presente, el cual Tú has creado y deseado, yo, _______________ (nombre), por este medio consagro el corazón de este país, ______________(nombre), a los Corazones Unidos de la Santísima Trinidad en unión con el Inmaculado Corazón de María.

“El Mensaje que se dio en la Fiesta de los Dolores proviene del Corazón preocupado de tu Padre. Se da como una última alternativa para la Justicia Divina frente a la cantidad de pecado y error en todo el mundo. Si todas las naciones escucharan, si los líderes de la Iglesia en todo el mundo se adhirieran a Mis deseos, el corazón del mundo se volvería blanco de inocencia nuevamente. A los líderes del mundo les serían mostradas sus equivocaciones y serían convencidos de sus errores. Incluso te doy, Oh hombre, la clemencia de que esta consagración no requiere ser coordinada en un margen de tiempo específico. Más bien, cuando escuchen Mi voz a través de este Mensaje, cumplan Mi petición. Esta es Mi Divina Voluntad. Yo le hablo a todas las iglesias, a todos los gobiernos, a todos los clérigos. Defiendan así la rectitud:” (Después, Dios Padre da la siguiente oración de consagración a los líderes de la Iglesia.) (18 de Septiembre del 2007).